Últimas reseñas

3 de julio de 2018

Querer algo no basta para que suceda |Relatos

¿ Me quiere?

Era  lo que solía preguntarse Alexa, al no sentirse merecedora de ella. Era feliz por tenerla en su vida pero, en su inconsciente, no creía que pudiera tener esa felicidad. 
En vez de aceptarse y sentirse digna de un amor como aquel, sus inseguridades le llevaban a preguntarse cómo se había podido fijar en ella.

No es que dudase de sus te quieros, sus muestras de amor diarias o la felicidad que dibujaban sus labios al sonreír. Dudaba de ser capaz de hacerla feliz. Dudaba de si sabeis estar a la altura de sus anteriores relaciones o de si su amor sería suficiente para ella a pesar de los kilómetros.

Se sintió tan poco digna de su propia felicidad que, sin darse cuenta, estaba renunciando a ella. Cuanto más cerca estaban, más grande era la distancia interior que las separaba. Cuanto más quería comprenderla, menos lo hacía. Cuanto más se apegaba a ella, más la perdía.

Las dudas se convirtieron en miedo.
Este se instaló en su corazón de una manera que le impedía amarla como al principio. Pero, a su vez, también le impedían poder amarse a si misma.

Mientras tanto, Nora no entendía porqué Alexa  parecía tan infeliz. Se esforzaba en demostrarle que la quería y que estaba allí, pero parecía no ser suficiente. ¿Era culpa suya? ¿No sabía hacerla feliz? Parecía que hiciera lo que hiciera todo estaba mal.
 Ella también luchaba contra sus propios demonios y, aunque la necesitaba, no era justo pedirle a la otra estar cuando ninguna estaba para ella misma.

El miedo las hizo correr. No se permitieron conocerse, dejaron de entenderse y se fueron hiriendo más. La confianza se fue desquebrajando como el espejo que les devolvía el reflejo de un amor que ya no conocían. Intentaban cerrar la herida, pero continuamente se abría.

Ambas se dieron cuenta de que la balanza se había desequilibrado y que, aunque se amaban en lo más profundo de su ser, ese camino las destruiría para siempre.
Así que, en medio de la tormenta, reflexionaron y si separarse ahora podía unirlas en un futuro, decidieron continuar por caminos separados aunque ello las destrozara. Nora, estaba convencida de que cuándo pasará la tormenta volverían a encontrarse. Alexa, pese a saber que, en esos momentos, realmente así lo quería, sabía cómo era la vida.

Se aleja lentamente, recordando el perfume de su amada, la suavidad del tavto de su piel, el sonido de su voz...
Y sabiendo que la puerta que prometían dejarse abierta acabaría quedando cerrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido. Sin embargo, me reservo el derecho a eliminar aquellos comentarios que sean malintencionados o cuyo único fin sea la autopromoción

Si quieres dejarme un enlace, debes ir a dónde pone Comentar como (debajo de la caja de comentarios) y ahí marcar la opción Nombre/URL De hacerlo de cualquier otra manera, el mensaje será eliminado.

¡COMPARTE!